Pruebas del acido para casillas atipicas

Se ha dicho que el criterio de “determinancia” usado por el TEPFJ, consistente
en anular sólo las casillas con errores mayores al margen entre 1o y 2o lugar
en cada casilla, le hizo pasar por alto una serie de irregularidades
importantes. ¿Qué pasaría si aplicamos, de manera hipotética, criterios más
estrictos?

ELIMINAR CASILLAS CON ALTA PARTICIPACION
Como sabemos, el nivel de participación promedio fue de 58% a lo largo del país.
¿Es posible que el resultado final haya sido determinado por casillas con
participación inusualmente elevada?

Si eliminamos del cómputo todas las casillas con participación mayor al 75% de
la lista nominal (alrededor de 4,555 casillas, 3.5% del total) Felipe Calderón
continúa arriba.

ELIMINAR LAS CASILLAS CON ERRORES ARITMETICOS
Como se dijo antes, los errores aritméticos están distribuidos de manera casi
uniforme o aleatoria a lo largo del país. ¿Es posible que el resultado de la
elección haya sido determinado por casillas con errores aritméticos?

Si eliminamos del cómputo todas las casillas con más o menos votos que el número
de ciudadanos que votaron de acuerdo al padrón (alrededor de 54,111 actas,
41.3% del total) Felipe Calderón ganaría por 494 mil votos—lo cual sugiere que
hubo un poco más de errores en casillas ganadas por la Coalición.

Lo mismo sucede si eliminamos del cómputo todas las casillas donde las boletas
recibidas menos las sobrantes es diferente del voto total (56,702 actas, 43.3%
del total).

CONCLUSION
De modo que el resultado electoral del 2 de julio es robusto a la eliminación de
casillas con alta participación, así como a la eliminación de casillas con
errores aritméticos.

Claramente, el TEPJF no puede aplicar criterios como estos pues al final de
cuentas su misión es garantizar la integridad del sufragio de los ciudadanos en
la medida de lo posible, a menos de que cuente con pruebas en contrario.

Advertisements