Recuento de casillas 2009

Esta es la presentación powerpoint que preparé para el seminario “Los temas críticos de la Reforma Electoral“, organizado por la Cámara de Diputados, el IFE y el CIDE el 11 de agosto de 2010.

En 2006 se puso en evidencia que muchas actas de escrutinio y cómputo tienen errores aritméticos (ie, diferencia entre voto total y el numero de ciudadanos que votaron, boletas depositadas, etc.) de distinta magnitud pero, en general, éstos errores se distribuyen de manera aleatoria.

Sin embargo, sabemos muy poco del error de escrutinio (ie, la diferencia entre el dato asentado en el “acta” y las “boletas” realmente contenidas en el paquete electoral) porque se recontaron pocas casillas durante el cómputo distrital y, posteriormente, el TEPJF no hizo disponible los datos a nivel casilla de su recuento.

Tras la reforma electoral, en 2009 se recontaron 38,961 casillas (27.8% del total). Sin ser una muestra representativa, este recuento permite explorar de manera preliminar la magnitud y distribución de los errores de escrutinio de esta elección.

El análisis preliminar sugiere un error de escrutinio de entre -0.58 y +3.64 votos por casilla (entre a 0.02% y 1.3% del voto total promedio por casilla). Sin embargo, los márgenes o diferenciales de votos entre los principales partidos cambian mucho menos: entre -0.15 y 0.026 votos promedio. Es por ello que los recuentos de 2009 sólo produjeron un cambio entre los ganadores en distritos mayoría relativa.

Confiar a ciudadanos elegidos al azar el escrutinio de votos es un procedimiento que garantiza imparcialidad a costa de posibles “errores humanos”: el precio de la imparcialidad de los funcionarios de casilla es cierto margen de error que merece atención.

Recontar sólo distritos reñidos o sólo casillas donde los votos nulos superan el margen de victoria, tal como señala el COFIPE, deja fuera casillas que quizá puedan ser más susceptibles de manipulación (ie, casillas bastiones con escasa vigilancia de representantes de oposición). Recontar “a petición de parte” produce recuentos sesgados que son poco informativos o concluyentes.

Fijar causales muy estrictas para recontar casillas facilitan una manipulación estratégica por parte de los partidos (ie, sustitución de funcionarios de casilla en ciertas zonas o bien alterar el escrutinio pero sin “dejar errores aritméticos” que motiven un recuento).

Por otro lado, dejar criterios muy laxos para recontar casillas facilitan el error burocrático (ie, recuentos poco transparentes o sin procedimientos claros o uniformes).

Una propuesta sencilla sería permitir un recuento en una muestra aleatoria de casillas (pro ejemplo, la misma muestra del conteo rápido) que sirva de guía para detectar irregularidades que merezcan un recuento más amplio durante el cómputo o para resolver una impugnación.

Advertisements

4 thoughts on “Recuento de casillas 2009

  1. Pingback: Michoacán: PREP, cómputo y recuento | Javier Aparicio dot net

  2. Pingback: Recuento 2012 | Javier Aparicio dot net

  3. Pingback: Maldito fraude electoral

Comments are closed.