Presupuesto etiquetado (earmarks)

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (11 enero 2014), donde discuto el creciente uso de las asignaciones etiquetadas (earmarks) en el proceso presupuestal en México. Hace unas semanas, escribí sobre la posibilidad de corrupción legislativa al negociar el presupuesto o bien reformas legales.

Presupuesto etiquetado

Más allá de las implicaciones al interior de su partido, el escándalo más reciente entre los senadores y diputados del PAN pone de relieve un tema poco discutido durante el proceso de aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2014, mismo que fue aprobado por la Cámara de Diputados el 13 de noviembre pasado con 466 votos a favor y sólo 18 en contra.

Como se sabe, el presupuesto para este año asciende a más de 4.4 billones de pesos. Dentro del Ramo General 23, dedicado a provisiones salariales y económicas, se crearon tres fondos: un Fondo de pavimentación, espacios deportivos, alumbrado público y rehabilitación de infraestructura educativa de cinco mil millones de pesos; un Fondo de cultura de dos mil 728 mdp; y un Fondo de infraestructura deportiva de tres mil 211 mdp. Las asignaciones específicas de cada uno de estos tres fondos se encuentran detalladas en los anexos 19.2 al 19.4 del presupuesto aprobado.

Se trata de diez mil 939 millones de pesos de presupuesto “etiquetado” para diferentes proyectos en las entidades y municipios del país que no formaban parte del proyecto de presupuesto originalmente enviado por el Ejecutivo. Continue reading

¿Comunicación social?

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (4 enero 2014), a propósito del dispendio de políticos y dependencias públicas en comunicación social.

¿Comunicación social?

Durante los últimas semanas del año pasado, en muchas estaciones de radio escuchamos incesantes spots del gobierno del Estado de México con un jingle que rezaba: “Yo soy mexiquense y con orgullo vivo en este gran lugar”. Al mismo tiempo, a través incontables spots y anuncios espectaculares nos enteramos que al joven gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, le interesa mucho el “cambio”.

¿Vale la pena destinar recursos públicos escasos a este tipo de fines? Para saberlo, un primer paso es contrastar los costos de la comunicación política con sus beneficios. Los beneficios dependen del tipo de información que se pretenda transmitir: como los ejemplos anteriores ilustran, no toda la comunicación es informativa ni de interés público. Los costos dependen del formato y medio de difusión utilizado pero, sobre todo, del llamado costo de oportunidad: el uso alternativo más valioso de los recursos públicos, es decir, ¿qué es lo más valioso que el gobierno está dejando de hacer al gastar en comunicación social?

Para simplificar las cosas vale la pena distinguir entre dos tipos de “comunicación política”: la que ocurre durante las campañas electorales y la llamada “comunicación social”. Continue reading

TLCAN: 20 años después

Esta es mi última columna del año para Excélsior, “Voto razonado” (28 diciembre 2013).

20 años después

La próxima semana el Tratado de Libre Comercio de América del Norte cumplirá 20 años de haber entrado en vigor. Como país, ¿estaríamos mejor o peor de no haberse firmado el TLCAN? Para muchos, el tratado era una idea buena o mala desde el comienzo; para otros, seguirá siéndolo así, independientemente de 20 años de evidencia. Lo cierto es que se trata de una pregunta (contrafactual) de difícil respuesta, puesto que resulta imposible observar a México con y sin Tratado. Lo único que podemos observar es a México antes y después del TLCAN y comparar su desempeño con el de otros países, tratando de distinguir lo que ocurrió gracias al Tratado y lo que de todos modos hubiera ocurrido sin él.

El comercio es benéfico para los países en general y para los individuos en particular. Después de todo, si el intercambio voluntario de bienes y servicios entre dos partes no fuera mutuamente conveniente, difícilmente ocurrirían tales transacciones. Sin embargo, no es lo mismo hablar de las “ganancias del comercio”, las cuales casi siempre son positivas, que de la “distribución de las ganancias del comercio”, misma que depende de muchos factores. Lo que incomoda a muchos críticos del comercio es la distribución inequitativa de sus ganancias. Es por ello que detrás del TLCAN hay un potencial conflicto distributivo. Continue reading

Consulta popular

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (21 diciembre 2013), en la que comento las ventajas y desventajas de los mecanismos de democracia directa como la consulta popular.

Consulta popular

Desde agosto de 2012, la Constitución mexicana establece el derecho de los ciudadanos para “votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional”. Sin embargo, como ha ocurrido con otras reformas constitucionales, aún no contamos con una ley reglamentaria que permita su implementación. La semana pasada se aprobó en la Cámara de Diputados la Ley Federal de Consulta Popular, pero los senadores, prestos y expeditos para aprobar la Reforma Energética en tiempo récord, no tuvieron tiempo de revisarla.

La consulta popular, al igual que los plebiscitos y los referéndums, es un mecanismo de “democracia directa” que permite a los ciudadanos decidir, mediante un sufragio directo y universal, sobre temas legislativos o de política pública específica. La democracia directa no está libre de controversia: si bien muchas democracias consolidadas cuentan con estos mecanismos (en muchos países europeos las reformas constitucionales deben ser sometidas a consulta popular, por ejemplo), también es cierto que más de un líder autoritario ha recurrido a ellos para intentar legitimar y/o prolongar su mandato (como Chávez en Venezuela, por ejemplo). Continue reading

Legislar de prisa

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (14 diciembre 2013), en la que discuto los problemas de legislar reformas constitucionales de manera tan apresurada como las de este año.

Legislar de prisa

En las últimas dos semanas, el Senado y la Cámara de Diputados aprobaron dos importantes reformas constitucionales: una en materia político-electoral y otra sobre energía. En columnas previas he comentado las ventajas y desventajas de cada una de estas reformas, de modo que hoy me detendré en la calidad del proceso legislativo con el que ambas fueron aprobadas. Continue reading

Reforma al vapor

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (7 diciembre 2013), en la cual comento varias preocupaciones serias en torno a la reforma político-electoral aprobada la semana pasada.

Reforma (político electoral) al vapor 

Esta semana se aprobó, en la Cámara de Senadores, primero, y en la de Diputados dos días después, un decreto que reforma, deroga y modifica diversos artículos de la Constitución que tratan distintos aspectos del régimen político y electoral de nuestro país.

Podría detenerme en lo desaseado y expedito del proceso: el dictamen de las comisiones del Senado sufrió diversos cambios pocas horas antes de llegar al pleno de esta Cámara, o bien en la aprobación casi inmediata de la Cámara revisora (es un decir). También podría detenerme en la larga e inconexa lista de temas que se reformaron (o al menos cambiaron de nombre): reelección legislativa y de alcaldes, transformar al IFE en INE, transformar a la PGR en FGR, transformar al Coneval, cambiar el calendario electoral, etcétera. O podría detenerme en el hecho de que, una vez más, diversos aspectos de fondo de la reforma quedan meramente sugeridos en 20 artículos transitorios.

Al parecer, lo importante era aprobar una Reforma Política, la que fuere, para poder pasar al tema que realmente importa: aprobar este año la Reforma Energética. Las correspondientes reformas secundarias en materia política o energética serán tramitadas como un asunto igualmente expedito el próximo año. Continue reading

Quid pro quo

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (30 noviembre 2013), en la cual comento las ventajas y desventajas del intercambio de votos entre legisladores, el llamado quid pro quo.

Quid pro quo

En las últimas semanas se ha hecho evidente un fenómeno que comentamos aquí mismo hace unos meses (18 mayo 2013): la posibilidad de un quid pro quo —un intercambio de una cosa por otra— entre una reforma político-electoral, favorable a los intereses de la oposición, y una reforma energética muy anhelada por el presidente Enrique Peña Nieto. A decir del presidente del PAN, Gustavo Madero, la reforma política es la condición sine qua non de la reforma energética.

En un primer momento, los dirigentes del PAN y PRD parecían estar de acuerdo en la reforma política que habrían de exigir como prenda a sus contrapartes del PRI. Por otro lado, las iniciativas de reforma energética del PAN y PRI coinciden en lo general. Hoy, que es evidente que el PRD no apoyará la reforma energética, es posible que este partido quede fuera de la reforma política.

¿Puede considerarse deseable este quid pro quo? El intercambio de votos entre dos o más legisladores es una práctica común y corriente en muchos Congresos del mundo. Continue reading

Corrupción legislativa

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (23 noviembre 2013), en la cual comento un tipo importante de rent-seekng: el intercambio de favores entre quienes autorizan el presupuesto (legisladores) y quienes lo ejecutan a nivel local (ejecutivos y particulares).

Corrupción 

Uno de los temas que más han circulado en medios, esta semana, es la acusación de alcaldes y gobernadores hacia diputados  federales panistas por el cobro de comisiones (“diezmos”) por la obtención de recursos frescos y/o la ejecución de obra pública. No es la primera vez que las diferencias entre panistas se traducen en escándalos sobre el mal uso de los recursos públicos: basta recordar las acusaciones entre senadores corderistas y maderistas unas semanas antes de las pasadas elecciones locales. Sin mayor evidencia que los dimes y diretes entre un grupo u otro, resulta difícil comentar sobre la veracidad de estas acusaciones.

Por desgracia, el presunto intercambio de favores entre quienes autorizan partidas presupuestales y quienes las ejecutan a nivel local no parece sorprender a nadie. Sorprende, eso sí, que estos escándalos no generen una ola de investigaciones serias ni consecuencias mayores al escándalo en sí mismo: presunto fuego amigo que se disipa en dos o tres semanas. Por momentos, pareciera que la reacción de voceros de otros partidos políticos es más cercana a un “no jalen que descobijan”, que a una exigencia de rendición de cuentas. Continue reading

Desencanto democrático

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (16 noviembre 2013), donde comentó los resultados más recientes para México sobre satisfacción con la democracia.

Desencanto democrático

La llamada “satisfacción con la democracia” se intenta aproximar mediante diversos tipos de preguntas en encuestas. La primera es una evaluación general sobre la deseabilidad de un sistema democrático: ¿considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno o, en algunas circunstancias, es preferible un gobierno autoritario? Una segunda pregunta consiste en preguntar si el encuestado considera que su país es una democracia o no. Por último, una tercera variante consiste en preguntar ¿qué tan satisfecho se encuentra con la democracia de su país?

Hace unos días se dio a conocer la más reciente encuesta de Latinobarómetro, levantada año con año en 18 países de América Latina y los resultados para 2013 no son nada alentadores para México. En nuestro país, solamente 37% de la población adulta considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, proporción 16 puntos menor a 53% que pensaba esto mismo en 2003, y 19 puntos por debajo del promedio latinoamericano de 56 por ciento.  En 2013, solo uno de cada cinco mexicanos se manifiesta algo o muy satisfecho con la democracia. Continue reading

Sí a la reelección legislativa

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (9 noviembre 2013), donde discuto algunas criticas frecuentes a la reelección legislativa.*

Reelección necesaria

Uno de los temas más importantes de la iniciativa de reforma política que han presentado el PAN y el PRD es el de la reelección legislativa. En varias ocasiones me he referido en este mismo espacio a diversos aspectos de la reelección que podrían transformar, para bien, nuestro sistema político. Hoy quiero ocuparme de algunas de las críticas recurrentes en contra de la reelección en México.

Una primera aclaración es que permitir la reelección legislativa no implica de manera automática que todos, o la gran mayoría de los legisladores, en efecto la conseguirán. Esto dependerá, en última instancia, de votantes que han demostrado ya ser capaces de emitir votos de castigo bajo diversas circunstancias.

Todas las democracias consolidadas permiten la reelección legislativa. Si bien en Estados Unidos las tasas de reelección son elevadas, en América Latina no lo son tanto. Por sí misma, una alta tasa de reelección no es indeseable siempre y cuando la calidad de la representación y la legislación obtenida sea mejor. De eso se trata justamente: que los mejores legisladores logren permanecer en sus cargos y que los peores sean expulsados de sus curules por los votantes. ¿Tenemos mejores legisladores en México que en los países con reelección? Continue reading

Debilitar al árbitro

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (2 noviembre 2013), donde discuto la preocupante tendencia por debilitar o vulnerar la autonomía de los órganos de control (como el IFE o IFAI) mediante reformas recurrentes.

Debilitar al árbitro

A partir del 31 de octubre pasado, el Consejo General del Instituto Federal Electoral se ha quedado con sólo cuatro consejeros: Marco Antonio Baños y Benito Nacif, designados en 2008, y Lorenzo Córdova y María Marván, designados en diciembre de 2011.

Al parecer, en la Cámara de Diputados no hay ninguna prisa por reintegrar al Consejo General del IFE: la convocatoria para designar a un nuevo consejero presidente y cuatro consejeros generales más apenas fue lanzada el 24 de octubre pasado. Baste recordar que esa misma Cámara no ha sido capaz de designar al suplente del consejero Sergio García Ramírez, quien renunció al cargo en febrero pasado. Por desgracia, tampoco es la primera vez que esto sucede: entre noviembre de 2010 y diciembre de 2011, el IFE tuvo que funcionar con sólo seis de sus consejeros.

Al parecer, el cumplir con los plazos y términos señalados en la Constitución es menos importante que esperar el posible resultado de una nueva reforma político-electoral: quizá no tenga sentido designar a los cinco consejeros faltantes cuando es posible que el IFE se transforme en un Instituto Nacional Electoral con 11 consejeros. Si hoy faltan cinco, pasado mañana podrían faltar siete. Ya veremos. Los cuatro consejeros que hoy están en funciones podrían seguir siéndolo en el nuevo Instituto, pero quizá no. Los cinco, siete u 11 nuevos consejeros podrían permanecer en sus cargos el plazo completo indicado en sus nombramientos, pero si en el mediano plazo se cruza una nueva reforma electoral, quizá no: así son las reformas de gran calado en nuestro país. Continue reading

Reforma político-electoral: Tres tragedias

Aquí mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (26 octubre 2013), donde discuto cómo evaluar reformas político-electorales y tres problemas de acción colectiva subyacentes a toda reforma en la materia.

Tres tragedias

Existen varias formas de evaluar las propuestas de la reforma político-electoral que, un año sí y el otro también, se discuten dentro y fuera del Congreso mexicano. Una es la perspectiva histórica: qué reglas hemos adoptado en el pasado, a qué contexto respondían, qué resultados han producido y qué reformas pueden adoptarse. Desde esta perspectiva, la experiencia de cada nación es única, irrepetible y por tanto poco comparable con las de otros países: “debemos buscar soluciones originales para nuestro contexto”. Continue reading

INE: una mala idea

Aquí mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (19 octubre 2013), donde discuto por qué la propuesta de transformar el IFE en INE es una mala idea.

INE: mala idea

Hace unas semanas el grupo parlamentario del PAN presentó una iniciativa de reforma político-electoral que comprende diversos temas. En esta columna me ocuparé de la más extraña idea de la iniciativa: la transformación del IFE en un Instituto Nacional Electoral que se encargue de organizar todas las elecciones del país, ya sean locales o federales. Es una idea extraña no sólo porque no forma parte de la agenda de reforma política que el panismo ha impulsado en el pasado, como sí lo es la reelección y segunda vuelta, por ejemplo, sino porque es una mala idea. Extraña, también, que siendo el PAN un partido que acumuló paulatinos triunfos municipales y estatales hasta conseguir por dos ocasiones la presidencia, sea quien ahora se duela de los árbitros locales y proponga un remedio que va en contra del federalismo. Continue reading

Para entender las cuotas de género

Mi blog de esta semana en Animal Político, Covarianzas, discute algunos pros y contras de las cuotas de género en general, así como los resultados recientes para México en particular.

Para entender las cuotas de género

Este jueves 17 de octubre se conmemoran 60 años del reconocimiento constitucional de las mujeres mexicanas como ciudadanas con derecho a votar y ser votadas. El viernes 11 de octubre, el presidente Enrique Peña Nieto firmó una iniciativa de reforma al COFIPE para que, del total de candidaturas a diputados o  senadores que presenten los partidos políticos o coaliciones ante el IFE, éstas se integren con “con un 50% de candidatos propietarios y suplentes de un mismo género y el 50% restante con candidatos del género opuesto”. La iniciativa presidencial de contar con una paridad de sexos en las candidaturas legislativas ha detonado una renovada discusión sobre las ventajas y desventajas de las cuotas de géneroEn esta entrada de blog comentaré algunas de ellas.

Cuotas de género: ventajas y desventajas

En México como en otros países, las cuotas de género han demostrado ser una forma eficaz de aumentar la presencia de mujeres en cargos de elección popular. Sin embargo, las cuotas no están libres de controversia. Continue reading

La difícil paridad

Aquí mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (12 octubre 2013), en la cual discuto la evolución de los derechos políticos de las mujeres, desde el derecho al voto hasta las cuotas de género para candidaturas al congreso. Esta columna está relacionada con una entrega anterior: “Mujeres y elecciones” (8 junio 2013). 

La difícil paridad

El 17 de octubre próximo se conmemora el 60 aniversario de la ciudadanía de las mujeres, la cual implicaba su derecho al voto. Aunque usted no lo crea, tan sólo hace 60 años solamente los hombres eran ciudadanos.

Entre los argumentos que se esgrimían en aquellos años en contra del derecho de las mujeres a votar se encuentran, entre otros, que éste sería entre peligroso o irrelevante. Peligroso porque las mujeres “no conocían ni se interesaban ni participaban” en la política, ni mucho menos en los procesos electorales, competencia exclusiva de “los hombres”.

En el mejor de los casos, sería una reforma irrelevante porque las mujeres, al final de cuentas, acabarían votando de acuerdo con la voluntad de sus maridos. Sesenta años después estos argumentos suenan absurdos porque lo son. Hoy en día, tanto en México como en muchos otros países, las mujeres son más proclives a votar que los hombres.

El derecho de las mujeres a ser votadas, que también está por cumplir 60 años, tendría que esperar a que las elecciones en México dejaran de ser una simulación. Continue reading