About Javier Aparicio

Profesor de la División de Estudios Políticos del CIDE, en México. (Assistant professor in the Political Studies Division at CIDE).

Miscelánea electoral

La semana pasada se aprobó por ambas Cámaras la nueva legislación electoral. Aquí una primera reacción en mi blog de Animal Político, Covarianzas.

Miscelánea electoral (14 de mayo 2014)

De acuerdo con la reforma constitucional en materia político-electoral, publicada en el Diario Oficial el 10 de febrero de 2014, el Congreso tenía como plazo hasta el 30 de abril de este año para expedir tres nuevas leyes generales: una ley que regule a los partidos políticos locales y nacionales, una nueva ley de organismos y procedimientos electorales, una ley sobre delitos electorales, así como un nuevo sistema de fiscalización de los ingresos y gastos de los partidos y las campañas.

El período ordinario de sesiones concluyó en abril pasado y ninguna de estas leyes había sido aprobada en ambas Cámaras. La Ley de Delitos Electorales fue aprobada por la Cámara de Senadores y está en espera de ser votada en la Cámara de Diputados. Por su parte, los dictámenes de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE) y la Ley General de Partidos Políticos (LEGPP) fueron aprobados ayer en comisiones del Senado y hoy serán discutidas en el pleno durante un período extraordinario. De ser aprobadas en el Senado, ambas Leyes pasarán de inmediato a la Cámara de Diputados donde, aunque usted no lo crea, los principales líderes de bancada ya han prometido aprobarlas sin modificación alguna: los líderes de la cámara revisora ya prometieron no revisar. Continue reading

Advertisements

Elección Interna PAN

En mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (17 mayo 2014) discuto algunos aspectos de la elección interna del PAN que ocurrirá este domingo. El texto se comprende mejor con estas dos gráficas:

La primera gráfica ilustra la militancia del PAN por entidad (con corte al 13 mayo 2014). La segunda gráfica ilustra la militancia 2014 contra el voto obtenido por Josefina Vázquez Mota por entidad en 2012. La línea roja es una regresión lineal simple entre ambas variables. El voto 2012 es un buen indicador de la militancia actual: ambas variables tienen una correlación de 0.89 y la R2 del modelo simple es de 0.79.

A partir de este sencillo modelo podemos identificar que Jalisco y Puebla tienen una militancia mayor a lo que uno esperaría dado el voto 2012 en esas entidades, mientras que el DF, Guanajuato y Tamaulipas tienen una militancia menor a la esperada.

Addendum 20 mayo 2014: He añadido una tercera gráfica con los resultados por entidad de la elección entre Gustavo Madero y Ernesto Cordero del domingo 18 de mayo.

Abajo encontrarán el texto completo de la columna (y la salida del modelo de regresión simple). Continue reading

Dictámenes Reforma Político-Electoral 2014

Esta mañana las comisiones del Senado aprobaron los dictámenes de la nueva Ley Electoral (LEGIPE) y la nueva Ley de Partidos (LEGPP), mismos que se discutirán en el pleno del Senado este miércoles durante período extraordinario.

Aquí encontrarán ambos dictámenes en formato pdf:

Dictamen de las Comisiones Unidas de Reforma del Estado, de Gobernación, de Justicia, y de Estudios Legislativos Segunda,  con proyecto de decreto por el que se expide la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Dictamen de las Comisiones Unidas de Reforma del Estado, de Gobernación, de Justicia, y de Estudios Legislativos Segunda,  con proyecto de decreto por el que se expide la Ley General de Partidos Políticos.

Y estas son las minutas del Senado aprobadas por la Cámara de Diputados el 14 de mayo de 2014:

Los dictámenes tienen un formato más amigable (ie, se pueden hacer búsquedas en su interior) que las minutas.  Tengo entendido que de último minuto se incorporaron cambios al dictamen del Senado. Caveat emptor.

Reforma política constitucional

Estos son los dictámenes de la reforma política a nivel constitucional, misma que fue publicada el 10 de Febrero de 2014 en el Diario Oficial de la Federación.

Salarios mínimos

En mi columna de esta semana (10 mayo 2014) discuto el tema de los salarios mínimos en México, así como la teoría económica y evidencia al respecto. El argumento, en breve, es que cualquier discusión del salario mínimo debe considerar su posible impacto en: A) la distribución del resto de los salarios, B) el desempleo por sectores y/o grupos sociodemográficos y C) la inflación. Al pie del artículo encontrarán alguns lecturas sugeridas sobre el tema.

Salarios mínimos

La semana pasada, durante los eventos conmemorativos del Día del Trabajo, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, convocó a tener un debate nacional sobre los salarios mínimos en México.

En primer lugar, consideremos algunos datos para poner el debate en contexto. El salario mínimo vigente a partir de enero de 2014 es de 67.29 pesos diarios, equivalentes a dos mil 018.70 pesos mensuales. ¿Podría usted vivir con ese ingreso mensual? ¿Conoce a alguien que lo haga?

Según datos del INEGI para 2013, 13.7% de la población ocupada, casi siete millones de personas, reciben ingresos de hasta un salario mínimo, y otro 23.3% percibe ingresos de entre uno y dos salarios mínimos. Por otro lado, el salario promedio de los trabajadores asegurados en el IMSS en marzo pasado fue de 291.64 pesos diarios, ocho mil 749.20 pesos al mes.

En América Latina, solamente Haití tiene un salario mínimo menor al de México. Por otro lado, en Estados Unidos el salario mínimo federal es de 7.25 dólares por hora, mientras que Alemania y Suiza no tienen un salario mínimo establecido en la ley. Continue reading

Los independientes

En mi columna de esta semana (“Voto razonado”, 3 mayo 2014), discuto las barreras legales que enfrentarán los candidatos independientes en México. En una entrada previa discutí la deseabilidad de contar con candidaturas independientes.

Los independientes

Según la Constitución, desde agosto de 2012, los ciudadanos tienen derecho a contender para todos los cargos de elección popular, independientemente de si cuentan o no con el respaldo de un partido político y siempre y cuando cumplan con los requisitos que determine la ley electoral. Desde febrero de este año, la misma Constitución señala que los candidatos independientes tendrán derecho a recibir prerrogativas y acceso a medios durante las campañas electorales en los términos que establezca la ley.

Las candidaturas independientes son incómodas para los dirigentes de los partidos políticos, acostumbrados hasta ahora a controlar el registro de candidaturas y con ello limitar el derecho de los ciudadanos a ser votados. Por otro lado, introducir las candidaturas independientes en una legislación electoral más bien diseñada para sobreproteger a los partidos políticos también impone grandes retos. Por ello no debe sorprender que la regulación de candidaturas independientes sea una de las cuestiones más álgidas de la hasta hoy atorada reforma electoral. Continue reading

Legislar mal y de prisa

En mi columna de esta semana (“Voto razonado”, 26 abril 2014), comento el rezago de la LXII Legislatura y los problemas de legislar a contrarreloj..

Mal y de prisa

El próximo miércoles 30 de abril concluye el segundo periodo ordinario de sesiones del segundo año de la LXII Legislatura. Al inicio de este año los voceros del Congreso dijeron que uno de sus objetivos sería aprobar al menos cuatro reformas secundarias importantes: la Reforma Energética, la de telecomunicaciones, la de competencia económica y la político-electoral. En los spots del gobierno federal se presumían una y otra vez éstas y otras reformas como un hecho consumado, pero lo cierto es que ninguna de las cuatro reformas ha sido aprobada al día de hoy.

Al gobierno federal le interesa la Reforma Energética más que las demás. A la oposición le interesa más la político-electoral —fue su moneda de cambio para las reformas constitucionales— y por ello exigen aprobar ésta antes que aquélla. Además, hay un plazo fatal: el próximo año habrá elecciones federales en todo el país y elecciones locales en 18 entidades y ni unas ni otras cuentan con un marco legal para llevarse a cabo. Continue reading

Religión y desarrollo

En mi columna de esta semana (“Voto razonado”, 19 abril 2014), comento la complicada relación, en un sentido u otro, entre religión y desarrollo económico.

Religión y desarrollo

A propósito de la Semana Santa quiero dedicar esta columna a comentar la complicada e interesante relación entre religión y desarrollo económico, un importante tema analizado desde diversos ángulos de las ciencias sociales.

Un primer aspecto consiste en identificar los determinantes de los diferentes niveles de religiosidad observados en el mundo. Muchos pensadores prominentes sugerían que el desarrollo económico, acompañados de los avances en educación y  las ciencias, inducirían una menor participación en actividades o creencias religiosas, y una menor influencia de las organizaciones religiosas en el ámbito político en general. A estos argumentos se les conoce como la hipótesis de la secularización. Continue reading

¿Ley seca o paternalismo?

En mi columna de esta semana (“Voto razonado”, 12 abril 2014), discuto los misterios de la controversial “Ley seca” que será implementada durante la semana santa en la Ciudad de México.

Paternalismo

El miércoles 9 de abril, con motivo de la “festividad religiosa de Semana Santa” de este año, el Gobierno del Distrito Federal ordenó implementar “ley seca” en ocho delegaciones de la ciudad del jueves 17 al domingo 20 de abril. Las delegaciones que así lo solicitaron fueron: Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Cuajimalpa de Morelos, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac y Xochimilco. Dos días después, el acuerdo gubernamental fue modificado para incluir también a la delegación Cuauhtémoc y exceptuar de esta prohibición la venta y consumo de bebidas alcohólicas al interior de restaurantes, hoteles y bares. Continue reading

Consulta (im)popular

Esta es mi columna de Excélsior de la semana (1 marzo 2014), tema del que ya había escrito previamente.

Consulta (im)popular

La consulta popular es parte del texto constitucional desde agosto de 2012. Desde entonces, el artículo 35 de nuestra Constitución otorga a cada ciudadano el derecho de votar en consultas populares “sobre temas de trascendencia nacional”. En diciembre pasado, al calor de las reformas energética y político-electoral, la Cámara de Diputados aprobó una primera versión de la ley federal de Consulta Popular, misma que fue revisada por el pleno de la Cámara de Senadores el 26 de febrero pasado.

En una columna anterior (21 de diciembre 2013) me ocupé de algunas ventajas y desventajas de la consulta popular. Hoy me ocuparé de las ventajas y desventajas del proyecto de ley que se discute en el Congreso. Los elementos clave de una consulta popular son: Quién puede solicitarla y cuándo. Qué requisitos deben cumplirse para darle trámite. Qué nivel de participación es necesario para que su resultado sea vinculante. Y, por último, qué temas pueden ser sujetos de consulta. Veamos.

El artículo 35 de la Constitución señala que las consultas populares pueden ser convocadas por el Presidente, un tercio de los diputados o senadores, o bien por al menos dos por ciento de los mexicanos inscritos en la lista nominal de electores (es decir, poco más de millón y medio de ciudadanos). Este requisito no es nada sencillo de cumplir toda vez que las firmas y claves de elector de los convocantes deben registrarse en un formato específico que, posteriormente, será validado por el Instituto Electoral. Pero hay más, el proyecto de ley sugiere que los ciudadanos solamente podrían apoyar un número limitado de consultas.

El resultado de la consulta será vinculante si la participación total es de por lo menos 40% de la lista nominal (es decir, poco más de 30 millones de ciudadanos). Este requisito quizá no sea tan difícil de conseguir toda vez que las consultas se realizarían el mismo día de las elecciones federales, es decir, cada tres años.

¿Qué temas pueden ser sujetos a consulta? No los sabemos del todo. La ley señala seis excepciones importantes: restricciones a los derechos humanos, el tipo de estado y forma de gobierno del país, cuestiones electorales, los ingresos y egresos del Estado, la seguridad nacional y la organización de las fuerzas armadas. ¿Qué es un asunto de trascendencia nacional? Depende. Si la pregunta la formulan los legisladores, ellos decidirían qué es trascendente o no. Pero si la pregunta la formulan los ciudadanos, habrá que preguntarle a la Suprema Corte si ésta procede o no.

¿Cuánta difusión tendría una posible consulta popular? Poca. El Instituto Nacional de Elecciones garantizaría a los peticionarios cierto acceso a radio y televisión durante los tiempos oficiales que le corresponden al INE, pero estaría prohibida la contratación de propaganda dirigida a influir la opinión de los ciudadanos. Al parecer, a muchos legisladores les preocupa que la discusión a fondo de temas de trascendencia nacional “contamine” sus muy informativas campañas electorales.

El debate en las cámaras sobre el proyecto de ley de consulta popular se ha polarizado en dos bandos que reflejan la miopía y cortoplacismo con que se legisla en nuestro país. Por un lado, están quienes parecen buscar una Ley que sirva para todo menos para someter a consulta cuestiones en verdad trascendentes o de alcance constitucional. Por otro lado, están quienes sólo parece interesarles un mecanismo de consulta que sirva para echar atrás la reforma constitucional en materia energética.

De aprobarse este proyecto de ley, es muy probable que la figura de consulta popular sea un vehículo más para que el Presidente o una fracción de legisladores promuevan consultas de manera estratégica, es decir, planteando temas y preguntas que favorezcan o perjudiquen a un partido u otro. Tal y como se presenta, es poco probable que ésta sirva para que la sociedad transmita a sus representantes una señal clara sobre los temas que le preocupan: el legislador no toma en serio a los ciudadanos.

Presupuesto etiquetado (earmarks)

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (11 enero 2014), donde discuto el creciente uso de las asignaciones etiquetadas (earmarks) en el proceso presupuestal en México. Hace unas semanas, escribí sobre la posibilidad de corrupción legislativa al negociar el presupuesto o bien reformas legales.

Presupuesto etiquetado

Más allá de las implicaciones al interior de su partido, el escándalo más reciente entre los senadores y diputados del PAN pone de relieve un tema poco discutido durante el proceso de aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2014, mismo que fue aprobado por la Cámara de Diputados el 13 de noviembre pasado con 466 votos a favor y sólo 18 en contra.

Como se sabe, el presupuesto para este año asciende a más de 4.4 billones de pesos. Dentro del Ramo General 23, dedicado a provisiones salariales y económicas, se crearon tres fondos: un Fondo de pavimentación, espacios deportivos, alumbrado público y rehabilitación de infraestructura educativa de cinco mil millones de pesos; un Fondo de cultura de dos mil 728 mdp; y un Fondo de infraestructura deportiva de tres mil 211 mdp. Las asignaciones específicas de cada uno de estos tres fondos se encuentran detalladas en los anexos 19.2 al 19.4 del presupuesto aprobado.

Se trata de diez mil 939 millones de pesos de presupuesto “etiquetado” para diferentes proyectos en las entidades y municipios del país que no formaban parte del proyecto de presupuesto originalmente enviado por el Ejecutivo. Continue reading

¿Comunicación social?

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (4 enero 2014), a propósito del dispendio de políticos y dependencias públicas en comunicación social.

¿Comunicación social?

Durante los últimas semanas del año pasado, en muchas estaciones de radio escuchamos incesantes spots del gobierno del Estado de México con un jingle que rezaba: “Yo soy mexiquense y con orgullo vivo en este gran lugar”. Al mismo tiempo, a través incontables spots y anuncios espectaculares nos enteramos que al joven gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, le interesa mucho el “cambio”.

¿Vale la pena destinar recursos públicos escasos a este tipo de fines? Para saberlo, un primer paso es contrastar los costos de la comunicación política con sus beneficios. Los beneficios dependen del tipo de información que se pretenda transmitir: como los ejemplos anteriores ilustran, no toda la comunicación es informativa ni de interés público. Los costos dependen del formato y medio de difusión utilizado pero, sobre todo, del llamado costo de oportunidad: el uso alternativo más valioso de los recursos públicos, es decir, ¿qué es lo más valioso que el gobierno está dejando de hacer al gastar en comunicación social?

Para simplificar las cosas vale la pena distinguir entre dos tipos de “comunicación política”: la que ocurre durante las campañas electorales y la llamada “comunicación social”. Continue reading

TLCAN: 20 años después

Esta es mi última columna del año para Excélsior, “Voto razonado” (28 diciembre 2013).

20 años después

La próxima semana el Tratado de Libre Comercio de América del Norte cumplirá 20 años de haber entrado en vigor. Como país, ¿estaríamos mejor o peor de no haberse firmado el TLCAN? Para muchos, el tratado era una idea buena o mala desde el comienzo; para otros, seguirá siéndolo así, independientemente de 20 años de evidencia. Lo cierto es que se trata de una pregunta (contrafactual) de difícil respuesta, puesto que resulta imposible observar a México con y sin Tratado. Lo único que podemos observar es a México antes y después del TLCAN y comparar su desempeño con el de otros países, tratando de distinguir lo que ocurrió gracias al Tratado y lo que de todos modos hubiera ocurrido sin él.

El comercio es benéfico para los países en general y para los individuos en particular. Después de todo, si el intercambio voluntario de bienes y servicios entre dos partes no fuera mutuamente conveniente, difícilmente ocurrirían tales transacciones. Sin embargo, no es lo mismo hablar de las “ganancias del comercio”, las cuales casi siempre son positivas, que de la “distribución de las ganancias del comercio”, misma que depende de muchos factores. Lo que incomoda a muchos críticos del comercio es la distribución inequitativa de sus ganancias. Es por ello que detrás del TLCAN hay un potencial conflicto distributivo. Continue reading

Consulta popular

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (21 diciembre 2013), en la que comento las ventajas y desventajas de los mecanismos de democracia directa como la consulta popular.

Consulta popular

Desde agosto de 2012, la Constitución mexicana establece el derecho de los ciudadanos para “votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional”. Sin embargo, como ha ocurrido con otras reformas constitucionales, aún no contamos con una ley reglamentaria que permita su implementación. La semana pasada se aprobó en la Cámara de Diputados la Ley Federal de Consulta Popular, pero los senadores, prestos y expeditos para aprobar la Reforma Energética en tiempo récord, no tuvieron tiempo de revisarla.

La consulta popular, al igual que los plebiscitos y los referéndums, es un mecanismo de “democracia directa” que permite a los ciudadanos decidir, mediante un sufragio directo y universal, sobre temas legislativos o de política pública específica. La democracia directa no está libre de controversia: si bien muchas democracias consolidadas cuentan con estos mecanismos (en muchos países europeos las reformas constitucionales deben ser sometidas a consulta popular, por ejemplo), también es cierto que más de un líder autoritario ha recurrido a ellos para intentar legitimar y/o prolongar su mandato (como Chávez en Venezuela, por ejemplo). Continue reading

Legislar de prisa

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (14 diciembre 2013), en la que discuto los problemas de legislar reformas constitucionales de manera tan apresurada como las de este año.

Legislar de prisa

En las últimas dos semanas, el Senado y la Cámara de Diputados aprobaron dos importantes reformas constitucionales: una en materia político-electoral y otra sobre energía. En columnas previas he comentado las ventajas y desventajas de cada una de estas reformas, de modo que hoy me detendré en la calidad del proceso legislativo con el que ambas fueron aprobadas. Continue reading

Reforma al vapor

Esta es mi columna semanal para Excélsior, “Voto razonado” (7 diciembre 2013), en la cual comento varias preocupaciones serias en torno a la reforma político-electoral aprobada la semana pasada.

Reforma (político electoral) al vapor 

Esta semana se aprobó, en la Cámara de Senadores, primero, y en la de Diputados dos días después, un decreto que reforma, deroga y modifica diversos artículos de la Constitución que tratan distintos aspectos del régimen político y electoral de nuestro país.

Podría detenerme en lo desaseado y expedito del proceso: el dictamen de las comisiones del Senado sufrió diversos cambios pocas horas antes de llegar al pleno de esta Cámara, o bien en la aprobación casi inmediata de la Cámara revisora (es un decir). También podría detenerme en la larga e inconexa lista de temas que se reformaron (o al menos cambiaron de nombre): reelección legislativa y de alcaldes, transformar al IFE en INE, transformar a la PGR en FGR, transformar al Coneval, cambiar el calendario electoral, etcétera. O podría detenerme en el hecho de que, una vez más, diversos aspectos de fondo de la reforma quedan meramente sugeridos en 20 artículos transitorios.

Al parecer, lo importante era aprobar una Reforma Política, la que fuere, para poder pasar al tema que realmente importa: aprobar este año la Reforma Energética. Las correspondientes reformas secundarias en materia política o energética serán tramitadas como un asunto igualmente expedito el próximo año. Continue reading